lunes, abril 02, 2007

Wallstrip

El otro día leía una noticia que me había pasado mi mujer, sin duda una de las más entusiastas en mis labores de este sitio Teleco2.0. La noticia hablaba de un portal web llamado Wallstrip, que presenta las noticias financieras adaptadas al usuario final, en este caso su audiencia.

Como dicen los publicistas, el ‘target’ o público objetivo esta entre 20 y 30 años, a los cuales les gusta estar al tanto de la situación financiera, pero con un valor añadido, como es en este caso resumir las noticias, presentarlas en formato vídeo y darle unas notas irónicas. Unido a lo anterior, la presentación por Lindsay Campell, añade otro motivo más para que 10.000 personas al día se conecten al sitio web.

Comentaba la noticia el caso de TheStreet.com, que realiza una mezcla de redes sociales con conceptos de inversión, permitiendo a los usuarios intercambiar opiniones acerca de posibles inversiones, quien sabe si en alguno de estos sitios web no se liberara alguna información de carácter relevante que te permita dar algún pelotazo en la bolsa, al estilo de algunas conocidas empresas españolas de los años 2000, permitidme en este caso que obvie nombres que todos conoceis.

Para mi lo más importante de la noticia radica en el cambio del modelo que estamos teniendo en los últimos años o meses, porque esta situación está tomando cada vez más fuerza y, para mi es como un tsunami, pues arrastrará a todos aquellos que no estén en edificios sólidos y en las plantas superiores, o lo que es lo mismo, a aquellos que no estén preparados. Espero que los compañeros consultores estén avisando a los presidentes de las diferentes compañías de que la ‘ola’ está cada vez más cerca (lo digo con conocimiento de causa, las compañías no se mueven hasta que un consultor no les alerta del problema, ya sabeis que es más seguro hacer caso al vecino que a alguien de la casa. De hecho yo me he visto en situaciones en las que he presentado cosas a los consultores, que luego he visto reflejado en sus presentaciones a mis superiores, curioso, ¿no?).

De cualquier forma, pase lo que pase, me siento muy afortunado de poder participar en esta época de tanta convulsión en las redes de telecomunicaciones, contenidos y sus usos y usuarios. Dice Viviane Reding, que quiere que las compañías de telecomunicaciones se dividan en acceso y contenidos/servicios y yo creo que es muy positivo. Para poder sobrevivir en el mundo de los contenidos/servicios se requiere ser muy social, en otras palabras estar muy cerca del usuario y de sus necesidades y ser capaz de entenderlas y convertirlas en un valor añadido. Esto es difícil, hay que hablar con mucha gente, seleccionar ideas y ‘lanzarse a la piscina’ a ver que pasa. Esta situación no es viable en las estructuras de las empresas tradicionales del mundo de las telecomunicaciones, donde el ‘business case’ pesa por encima de todo. Si analizamos la mayor parte de los casos de éxito de los últimos años, desde Microsoft hasta YouTube, nos daremos cuenta de que ninguno de sus creadores era consciente del éxito que iban a tener. Tuvieron una idea, unos recursos y la ejecutaron, había ‘business case’ detrás de estas ideas, probablemente sí, pero dejadme que os diga que no he visto a nadie intentando sacar una idea adelante que no tenga un ‘business case’ existoso. Vamos, yo no iría a hablar con mi jefe acerca de una idea con el objetivo de realizarla y le contaría que lo único que nos va a reportar son gastos, pero que lo vamos a pasar muy bien.

Para afrontar este cambio, creo que es necesario disponer de personas con, entre otras habilidades, las de tener una mentalidad muy abierta, no sesgados por juicios de valor, dispuestos a escuchar (pongo escuchar porque es oir prestando atención) a los decisores y a sus necesidades (los usuarios), con habilidades técnicas para ser capaces de trasladar o convertir estas necesidades a productos o servicios y, sin duda, con suficientes recursos económicos y humanos que les permitan abordar estas actividades, no olvidemos que muchas de las pruebas de concepto que se realicen pueden fallar.

Pero lo cierto es que es maravilloso ver como ya han comenzado a saltar las alarmas en otros miembros del sector, como puedan ser las cadenas de televisión, que han detectado que la situación actual cambiará hacia nuevos modelos más interactivos y más segmentados. El cómo y cuándo quedan para el futuro, ellos saben que han de cambiar, que este cambio es el mayor que probablemente hayan abordado en su historia y están decididos a abordarlo cuanto antes. Dar este primer paso es, en mi opinión, todo un éxito. Y es que si los ingresos de las cadenas de televisión se substentan en la publicidad, hoy en día el que lo está haciendo muy bien en publicidad en Internet es Google. De hecho, esta compañía ya ha hecho pruebas con usuarios reales de personalización de anuncios para TV. Parece que el ‘hambre’ de Google es insaciable…

Si hablamos de un cambio de grandes magnitudes como el que se va a vivir en el sector de las telecomunicaciones, entonces el punto de partida debe ser que el primer ejecutivo de la compañía esté alineado con él, lo entienda, lo lidere y lo defienda. No valen en este caso buenas palabras para convencer a los inversores, el futuro de gran parte del negocio de la compañía está en juego y hay que empezar a ‘apostar’ por él, por supuesto sin olvidar tu negocio actual. Aquellos que estén en la playa cuando venga el tsunami, serán arrastrados. En este caso no me preocupan estos primeros ejecutivos, me preocupan todas las familias que puedan verse afectadas por las consecuencias de la pérdida de negocio.

¿Qué pasará? Lo iremos viendo. Mientras tanto seguiré aportando lo mejor de mí haya donde esté.

1 comentario:

Howard Lindzon dijo...

Thanks from everyone at wallstrip